La educación no es la solución mágica

  • Mario Lara, editor general

      Aún con la mayoría de la  población  altamente educada (algo difícilmente realizable) el país seguiría teniendo muchos de los vicios que hoy nos aquejan como país. Entre ellos la corrupción, ¿o acaso este problema es exclusivo de los analfabetas e ignorantes?

      Además, ¿quién dice que la buena escolaridad cura el “que hay pa’ mi”? Una sociedad funcional va mucho más allá de la calidad educativa. En el camino para   alcanzar estos resultados   convergen otras virtudes  que no se enseñan en la escuela. La solución es mucho más compleja.   

      mario lara
      [email protected]
      Twitter e Instagram  
      @mariolarapma
       


      Contenido Patrocinado