STRI anuncia el retiro de la botánica panameña Mireya Correa

  • STRI | La profesora Mireya Correa.

      El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) informó que luego de más de medio siglo entregada a su labor científica y docente, la profesora Mireya Correa se retira, dejando un extenso legado en la botánica panameña.

      “STRI y la comunidad científica nacional e internacional agradecen las invaluables contribuciones de la profesora Correa a la botánica en Panamá y el mundo”, expresó la directora interina del instituto Oris I. Sanjur. 

      Se recordó que durante la niñez de Correa le llamaba mucho la atención las distintas plantas que su mamá y abuela tenían en casa “por eso, cuando le insinuaron especializarse en zoología, durante su licenciatura en biología y química en la Universidad de Panamá en los años sesenta, ella admitió que prefería otro camino. Le interesaba mucho más el variado mundo de las plantas de Panamá”.

      Para especializarse en botánica, se aventuró fuera de su país. Estudió en la Universidad de Duke, en Estados Unidos. Una vez de regreso en Panamá, empezó a sumar años de experiencia laboral. Arrancó como botánica en el Tropical Test Center del ejército de los Estados Unidos en Panamá. Luego, a finales de los años sesenta, empezó su larga relación con la Universidad de Panamá, abriéndose paso en una esfera dominada por los hombres.

      En ese tiempo, no tenía experiencia enseñando a estudiantes de licenciatura. Con frecuencia se desvelaba hasta las tres de la mañana, estudiando en preparación para sus clases. “Yo tenía que estar mejor que mis estudiantes”, recuerda.

      Años después se encargaría también de dirigir el herbario del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI).

      A lo largo de su carrera, la profesora Mireya, como muchos le dicen de cariño, ha colaborado con herbarios e investigadores alrededor del mundo en la identificación de plantas, incentivando siempre las colaboraciones regionales e internacionales.

      Su dedicación la ha llevado a descubrir, describir y catalogar la biodiversidad de la flora panameña, llegando a colectar alrededor de 12 mil especímenes, muchos de los cuales resultaron ser nuevas especies. 

      Varias de estas plantas nuevas fueron nombradas en su honor, como: Spachea correae, Chamaedorea correae, Cordia correae o Psychotria correae, entre otras.


      Contenido Patrocinado