¡Defensores de animales!

Motivados por la Ley 70 de Panamá, colectivos abogan por la protección de la fauna doméstica y salvaje, así como rechazan el castigo y la crueldad hacia ellos; es por ello que han tomado cartas en el asunto
  • Pixabay | Un cachorro.

      Cansados  de esperar que otras instancias ejecuten soluciones contundentes, diversos grupos civiles toman en sus manos la defensa de los animales domésticos y salvajes en Panamá.

      Rescate Criollo, operativo desde el 2003, es uno que cubre Arraiján cabecera y zonas circundantes para el salvamento, alimentación y esterilización de mascotas.

      “El abandono es frecuente y más cuando ven que el área es controlada por personas que se preocupan por los peludos”, comentó Raquel Clarence, la presidenta del colectivo.

      El maltrato es otro problema alarmante en esta región, dijo Clarence, pues han visto hasta perras de raza explotadas para la venta de cachorros. Asimismo, han liberado de situaciones de riesgo a conejos, tortugas, pericos, codornices, etc. 

      La Ley 70
      Bella Rivas, del Refugio Patitas de Amor 507, comentó que los casos de crueldad contra estas especies van en aumento, pese a que existe la Ley 70, que las protege. 

      Afirmó que: “Es una norma de adorno, porque nadie ha sido procesado hasta el día de hoy por un delito de esta índole.  Necesita ampliarse para que se castigue con cárcel el abandono o daño a mascotas”. 
      Insistió en que los animales de granja como cerdos y caballos también son víctimas de violencia, pues carecen de una legislación que los ampare.

      "No los matan con respeto, ni tienen la menor sensibilidad hacia ellos. Pasan sofocados y con sed, pero nadie reglamenta o inspecciona esto", añadió. 

      Como otros, Patitas de Amor 507 se gestiona a través de donaciones y apoyo de voluntarios.
      Desde hace 14 años, los animales en situación de calle en Colón, Chorrera y Panamá son vistos por el Club Amigos de los 4 Patas.

      Su miembro, Redna Jaén, contó: "No creo en la Ley 70, no pierdo mi tiempo gestionando con autoridades que demoran semanas enteras en dar una respuesta, mientras un animalito muere dentro de una casa. Si puedo, lo salvo", contó.

      De acuerdo a Jaén, agrupaciones como a la que pertenece, no son apoyadas económicamente por el Estado, aunque realizan una labor que les compete a ellos. Tampoco existe una instancia que los certifique.

      Tabla

      Eliened Ortega Yágüez
      [email protected]
      Twitter: @ElienedY
      Instagram: @_eliyanguez
       


      Contenido Patrocinado