Hijas de Alkebulan, reivindicación y progreso

El programa de formación política, antirracista y de valoración de la mujer afrodescendiente en Panamá, busca generar cambios positivos en la sociedad
  • Unsplash | Mujer afrodescendiente.

      Tras lograr la certificación en el Instituto Alari para Estudios Afrolatinoamericanos de la Universidad de Harvard, Lamar Bailey, Argelis Wesley y Thays Parfait decidieron volver a Panamá para abrir espacios de desarrollo para las afrodescendientes.

      La idea evolucionó y se consolidó como “Hijas de Alkebulan”, un programa que ya trabaja para empoderar y visibilizar la historia de dicha población. 

      “Es un entorno de crecimiento no solo para recuperar nuestra memoria histórica, también para tratar temas que nos atañen, como participación comunitaria y política, perspectiva de género, salud sexual y reproductiva, etc.”, explicó Parfait, coorganizadora del programa.

      El plan tomó vuelo con  el lanzamiento de 40 becas para la formación en tópicos relacionados con identidad étnico-racial, género y desarrollo humano, además de habilidades blandas. Más de 200 panameñas aplicaron a este primer ciclo del proyecto.

       “Con esto, queríamos cubrir diversas interseccionalidades, para ser lo más inclusivas posibles. Captamos participantes con discapacidades, mujeres de la comunidad LGBTQ+ y más”, resaltó Parfait.

       Para Nadeskha Mackenzie, una de las becarias, convivir entre pares les permite definir su propio desarrollo en la comunidad.

      “Quería enriquecerme, conocer de dónde vengo. Es un programa muy bonito, del que esperamos salir totalmente empoderadas”, relató.

      Derribar estereotipos y reafirmar los aportes de afrodescendientes es la motivación principal, sostuvo Mackenzie, así como llevar la información a las escuelas y colegios del país. 
       

      OPINION

      Eliened Ortega Yángüez 
      [email protected]
      Twitter: @ElienedY
      Instagram: @_eliyanguez
       


      Contenido Patrocinado