Los "city-stade" o los estadios de la discordia de barrios en Francia

En el corazón de los barrios humildes franceses, los "city-stades", o campos de fútbol urbanos, son para los jóvenes "uno de los pocos lugares donde...
  • Foto tomada el 25 de mayo de 2019 que muestra un partido entre los equipos de "Malí" y el "Resto del mundo" como parte de un torneo de fútbol amateur en el estadio Jean-Louis Moulin de Evry, en el sudeste de París

En el corazón de los barrios humildes franceses, los "city-stades", o campos de fútbol urbanos, son para los jóvenes "uno de los pocos lugares donde cambiar de aire" en este periodo posconfinamiento, pero también pueden cristalizar tensiones con los vecinos y ayuntamientos.

En el barrio de Raguenets, en Saint-Gratien (región parisina), el "city-stade" de La Bombonera --que toma su nombre del mítico estadio de Buenos Aires-- ya no vibra desde el 29 de mayo. La alcaldía decidió instalar bloques de cemento en el campo y arrancar el césped sintético.

"Han destruido el terreno" sin avisar, "es un acto de vandalismo", estima Zaki Diop, un habitante del barrio. Para este consultor, su eliminación "es más que un castigo. Salimos de dos meses de confinamiento, ha sido duro para todo el mundo y nos quitan uno de los pocos espacios para cambiar de aire".

La cancha "es un lugar de intercambio [...]. El estadio va junto a la vida del barrio, ha atravesado generaciones, jugadores profesionales han salido de este terreno. Es nuestro patrimonio", reivindica Zaki Diop, que se unió a varios residentes para denunciar ante la justicia la decisión del ayuntamiento de derechas.

La municipalidad afirma que quiere evitar "torneos clandestinos" con "cientos" de jugadores que "se apropian del espacio público" provocando "daños para los habitantes"

Ahora, "niñas y niños se aburren", explica Malika Schiff, que vive en el barrio desde 1978, y cuyos cuatro hijos disfrutaban de la cancha.

Un policía que estaba en contra de su destrucción piensa que "este terreno no suponía un problema, excepto por algunos ruidos". "En general, los city-stade no son lugares que atraigan particularmente nuestra atención. Puede haber jóvenes que fuman [cannabis] pero actualmente no son lugares de tráfico" de droga.

- "Escaparate de los barrios" -

En París, cerca del famoso distrito de Montmartre, antiguamente un barrio desfavorecido, la creación de uno de estos campos en 2018 levanta revuelo.

"En el bonito parque de niños se ha destruido el lugar de juegos para poner una portería con rejillas, que 'excluye' a los pequeños y medianos", critica Anne Thoumieux, una habitante del barrio, que denuncia el "mal uso del material" con "jóvenes adultos que juegan partidos de fútbol por la noche", pero también "los problemas de droga".

Para el ex jugador internacional francés, Vikash Dhorasso, que vistió la camiseta del PSG, el equipo de la capital, y fue candidato a las municipales de París en una lista de extrema izquierda, es "un espacio de vida y de unión social" en "un barrio gentrificado" (aburguesado) que "ya solo propone como ocio el consumo".

La alcaldía busca un nuevo lugar para el miniestadio.

En los suburbios parisinos de La Courneuve, Pantin o Aulnay-sous-Bois, la instalación de los city-stades se acuerda y los ayuntamientos apoyan la organización de torneos de barrios.

Por ejemplo, en uno de estos distritos se celebra la segunda edición de la Copa Africana de Naciones de los barrios, con el apoyo de la alcaldía de derechas.

Este evento "son pequeñas vacaciones de verano posconfinamiento", explica el coorganizador de la competición.