¿Están limitados?

Panamá sigue desapercibido del concierto deportivo internacional, y Tokio es la prueba
  • AFP | La panameña Miryam Roper (azul) combatió en judo ante la surcoreana Jisu KIm, en Tokio.

      “Previsible y aceptable”, estas son las palabras más usadas por personajes conocedores del deporte en Panamá al referirse sobre el desempeño de la delegación deportiva nacional en los Juegos Olímpicos  Tokio-2020. La mayoría de los consultados coinciden que la actuación de los nuestros en Japón ha sido lo ‘esperado’ a sabiendas de cómo se han preparado y han tenido que enfrentar el nivel mucho mayor de otros atletas, considerados lo mejor del mundo.

       “Panamá a la final, compitió con lo que tenía. No se puede pedir nada y la realidad que algunos de estos atletas se despiden de su vida deportiva. La pregunta es, ¿dónde está la generación que sigue?”, señaló Edgardo López, de la Coalición Panameña ProDeportes.

      Mismo señalamiento del periodista Jhony Mosquera: “Se compitió con lo que se tenía, era predecible los resultados conociendo las marcas de los rivales”.  Rolando Villalaz, de Confedepa, dijo que  “de no haber un plan o planificación deportiva verdadera no se pueden esperar milagros. De Río a Tokio  no hay mucha diferencia”. 

      “Se debe mejorar. Ya es hora de un plan serio. Un plan que permita que los atletas puedan competir de verdad”, indicó el periodista deportivo José M. Domínguez.

      El exnadador Diego Castillo cree que se cumplieron las expectativas sobre  los atletas. “Ha  sido positivo, es nuestro nivel”, dijo.  

      Tabla

      Redacción
      [email protected]
      Twitter: @metrolibrePTY
      instagram: metrolibrePTY
       


      Contenido Patrocinado