España logra la medalla de bronce en la clase 470 de vela

Jordi Xammar y Nicolás Rodríguez dieron este miércoles a España su segunda medalla en vela en los Juegos Olímpicos de Tokio con el bronce en...
  • Jordi Xammar y Nicolás Rodríguez celebran la medalla de bronce lograda tras la 'medal race' de la clase 470 de vela de los Juegos Olímpicos, el 4 de agosto de 2021 en el puerto de Enoshima, en Fujisawa (Japón)

      Jordi Xammar y Nicolás Rodríguez dieron este miércoles a España su segunda medalla en vela en los Juegos Olímpicos de Tokio con el bronce en la clase 470, después de que Joan Cardona obtuviera el martes el mismo metal, en la categoría Finn.

      Xammar y Rodríguez terminaron este miércoles en la quinta posición en la 'medal race', quedando por detrás de las embarcaciones de Australia y Suecia, oro y plata, respectivamente.

      En la última regata celebrada este miércoles en Enoshima, que otorgaba el doble de puntos, los españoles partían terceros en la clasificación general y con ese quinto puesto aseguraron la décima medalla para la delegación española (más la de fútbol, que debe definirse si será de oro o plata).

      "Sabe a oro, sabe a muchos años de trabajo. Creo que una medalla te puede cambiar la vida, es un sueño cumplido, no hay mucho más que decir", dijo Nicolás Rodríguez tras el tercer puesto.

      "Todos los sacrificios, todo el tiempo que no hemos estado con nuestras familias ha merecido la pena. Lo haría de nuevo, lo haría dos veces, tres veces. Si hubiera hecho algo diferente, no habría logrado nada. Estoy en el buen camino", añadió el regatista.

      "No fue la regata soñada, para ser sincero. Luchamos y nos costó mucho, pero dimos todo. Fue duro pero es el premio a cinco años de trabajo. Hemos conseguido lo que queríamos", concluyó.

      - Sueño cumplido -

      Su compañero Jordi Xammar coincidía en los mismos sentimientos.

      "Quería ser un medallista olímpico desde que era un niño. Mis padres me apoyaron y nunca sentí presión por su parte. Simplemente pusieron todas las herramientas en mis manos para ponerme en marcha e intentar hacer que mis sueños se hicieran realidad", explicó Xammar.

      "Sabíamos que íbamos a sufrir hasta el final y estábamos preparados mentalmente para ello. Muchas cosas pasaron por mi cabeza, pero tú tienes que estar concentrado en tu trabajo", añadió.

      "La gente me decía que ha habido un espacio de cinco años entre dos Juegos Olímpicos (debido al aplazamiento de Tokio 2020), pero yo contestaba que he estado esperando toda mi vida para competir en unos Juegos", concluyó.

      Pese a tener el oro garantizado, los australianos Mathew Belcher y Will Ryan ganaron la última regata para confirmarse como la mejor embarcación de las participantes y se proclaman campeones después de haber sido medalla de plata en Rio-2016.

      Belcher logra así su segundo oro, tras al título logrado en Londres-2012 con otro compañero, Malcom Page.

      En una regata disputada con un viento moderado, el dúo australiano superó a la pareja sueca, formada por Anton Dahlberg y Fredrik Bergströem.

      Los españoles comenzaban la jornada con la amenaza del dúo neozelandés en la pelea por el bronce y los oceánicos acabaron terceros, pero el quinto puesto de Xammar y Rodríguez, tras la embarcación estadounidense, fue suficiente para subir al podio.


      Contenido Patrocinado