Carapaz sigue líder a tres días del final del Giro, Almeida abandona por covid

El belga Dries De Bondt (Alpecin) fue el vencedor este jueves en Treviso de la decimoctava etapa del Giro de Italia, por delante de tres...
  • El ecuatoriano Richard Carapaz festeja que mantiene la 'maglia rosa' de líder de la general del Giro de Italia, al término de la etapa 18, de 156 km entre Borgo Valsugana y Treviso, el 26 de mayo de 2022

      El belga Dries De Bondt (Alpecin) fue el vencedor este jueves en Treviso de la decimoctava etapa del Giro de Italia, por delante de tres compañeros de escapada, mientras que el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos) conservó la 'maglia rosa' de líder de la general.

      Carapaz da un paso más hacia el que sería su segundo título en el Giro, tras el conquistado en 2019, ya que quedan apenas tres días para el final de esta edición, el domingo en Verona.

      "Esperábamos una etapa tranquila y fácil, pero no fue así. La etapa fue muy rápida", explicó el campeón olímpico ecuatoriano.

      "Lo importante es que he podido conservar la maglia rosa. Ahora nos esperan dos días muy importantes, pero me siento bien. Estoy en una buena posición", señaló.

      La del jueves era una etapa de transición, antes de dos decisivas en la montaña, y Carapaz mantiene una corta ventaja de tres segundos sobre el australiano Jai Hindley, segundo, y de un minuto y cinco segundos sobre el español Mikel Landa, tercero.

      El portugués Joao Almeida, que tenía dolor de garganta y síntomas gripales, abandonó este Giro el jueves por la mañana tras haber dado positivo al covid-19, según las informaciones suministradas por su equipo UAE. Era el cuarto clasificado en la general.

      Ahora el cuarto de la misma es el italiano Vincenzo Nibali, a casi seis minutos de Carapaz.

      De Bondt, campeón de Bélgica en 2020, remontó 'in extremis' y adelantó al italiano Edoardo Affini para ganar la etapa. El danés Magnus Cort se quedó con el tercer puesto y el italiano Davide Gabburo con el cuarto, al término de los 156 kilómetros del recorrido, que había comenzado en Borgo Valsugana.

      El cuarteto de escapados se había formado en los primeros kilómetros y marcó la jornada, aunque el pelotón mantuvo bajo un relativo control la diferencia, en un margen inferior a los tres minutos.

      - Los velocistas, sin oportunidad -

      Los escapados resistieron en la parte final de la etapa, en el circuito final en Treviso, pese al fuerte viento de cara. Abordaron los últimos diez kilómetros con un minuto de ventaja, que fue suficiente para mantenerse por delante del pelotón, que acusó el esfuerzo de la larga persecución y no pudo darles caza finalmente.

      El éxito de la escapada dejó a los especialistas al esprint sin la última oportunidad que parecía presentarse para ellos en este Giro.

      De Bondt, de 30 años y que participa en el Giro por segunda vez, consiguió el sexto triunfo de su carrera, pero el primero en una gran ronda.

      Para el equipo Alpecin es el tercero, después de los del neerlandés Mathieu Van der Poel y del italiano Stefano Oldani.

      "Hicimos muchos cálculos entre nosotros. La colaboración ha sido excelente, hasta el último kilómetro, para mantener la ventaja sobre el pelotón", explicó De Bondt, que desconfiaba sobre todo de Magnus Cort, que en el pasado ganó seis etapas en la Vuelta a España y una en el Tour de Francia.

      El viernes, la carrera vuelve a la montaña para una 19ª etapa de 178 kilómetros, entre Marano Lagunare y el santuario de Castelmonte.

      El recorrido incluye una incursión de 35 kilómetros en Eslovenia y subirá el monte Kolovrat, a 43 kilómetros de la meta y antes de un largo descenso. El monte Kolovrat fue escenario de una batalla sangrienta perdida por los italianos en 1917, en la Primera Guerra Mundial.

      La ascensión final será en el Cividale (7,1 a un desnivel medio del 7,8%).


      Contenido Patrocinado