Las víctimas

  • Zulema Emanuel

      Gente sola, con ganas de conversar, adultos mayores o personas que  sueñan con ganarse la lotería, son víctimas de ciberdelincuentes. 

      Los relatos de cómo empeñaron o vendieron su casa o el anillo de bodas, para enviarles ese dinero a los estafadores y recibir supuestamente más plata, son desgarradores y nos debe hacer reflexionar sobre cómo tratamos a nuestros abuelitos.

      Tenemos que estar ahí para ellos y evitar que caigan en esa soledad, que los convierte en presa fácil de estos criminales.
       

      Zulema Emanuel
      [email protected]
      Twitter/Instagram
      @zulemaemanuel


      Contenido Patrocinado