Ruta correcta

  • ML | Vista de la avenida Balboa y la Cinta Costera.

      La crisis del coronavirus, los problemas logísticos, la subida de las tasas de interés y de los precios de los combustibles muestran el poder destructivo de la agitación económica y política mundial.

      La inflación que enfrentamos, cada vez más severa,  impide que los inversores se arrieguen y demora cualquier programa de recuperación económica.

      Ahora, más que nunca, la ruta para recuperar los empleos que se perdieron  y los que se necesitan, están en el aceleramiento de todos los planes de inversión del gobierno y la apuesta de la empresa privada en ese empeño.


      Contenido Patrocinado