Recuperar el ritmo

  • ML | Vista aérea de la ciudad de Panamá.

      Un mes de conflicto con los impactos ya conocidos en la economía y amplios sectores productivos nos obliga, a todos los sectores, a trabajar con mayor dedicación para alcanzar la normalidad.

      Los sindicatos y gremios deben reconocer que sin empresas fuertes no hay sindicatos y sin una actividad económica, comercial, agropecuaria e industrial en crecimiento, los efectos negativos son compartidos.

      A nadie le sirve un país en crisis, con problemas de abastecimiento o ingresos. Lo que nos corresponde ahora es recuperar el ritmo que ya teníamos.


      Contenido Patrocinado