Educación

  • ML | Estudiantes en un aula de clases.

      Firmado el acuerdo de fin de huelga en el sector educativo público, el compromiso de recuperar los tiempos y conocimientos es una responsabilidad cuya carga principal cae en los educadores, pero involucra a los padres y a los estudiantes.
      Está pendiente, en la discusión nacional, si es hora de diseñar y aprobar una certificación o examen anual para conocer si los maestros y profesores están capacitados para impartir conocimientos a los estudiantes.

      No se trata solamente de dinero. Los cambios tienen que incluir a las cuatro patas de esta mesa estratégica.


      Contenido Patrocinado