Cuidado

  • Cierres en la provincia de Chiriquí

      El país requiere entendimiento, pero también responsabilidad. Anunciar nuevas protestas y cierres de calles para imponer decisiones y manejar los tiempos es irresponsable.

      ¿Quién de los manifestantes o sus líderes visibles se hizo responsable de los millones de balboas que perdió la economía, las empresas que vieron peligrar su existencia o los empleos que tambalearon o desaparecieron?

      Es claro que hay intereses políticos e ideológicos que se quieren imponer en la mesa del diálogo, con discursos clasistas, de exclusión o de odio. Eso es lo más peligroso de todo.


      Contenido Patrocinado