El otro hartazgo

  • Vistas del tráfico producto de los cierres de calles.

      Los panameños que salen a trabajar todos los días, a producir comida o mover la economía le dieron un aval a las protestas sociales pasadas porque tenían una agenda inicial que se mostraba como justa y también actual.

      Sin embargo, le han comenzado a reclamar a los líderes de la ANADEPO, la Alianza y otras organizaciones que en su afán por enfrentar a las autoridades y tratar de vender su visión ideológica y política del sistema democrático, estén cerrando calles de manera prolongada y afectando la recuperación de la economía.

      Eso, está produciendo un amplio rechazo.


      Contenido Patrocinado