El conflicto de Nagorno Karabaj, región separatista de Azerbaiyán

Nagorno Karabaj, enclave secesionista de Azerbaiyán apoyado por Armenia, donde este domingo estallaron violentos combates entre el ejército azerbaiyano y los separatistas, fue escenario de...
  • Una mujer llora ante el monumento conocido como El Llanto de la Madre el 26 de febrero de 2019 en Bakú, que conmemora la matanza de Jojaly en 1992, uno de los episodios más sangrientos de la guerra entre Armenia y Azerbaiyán a finales de los 80 y principios de los 90 The massacre on February 25-26, 1992, is considered as one of the bloodiest and most controversial incidents of the war between Armenia and Azerbaijan for the control of the Nagorno-Karabakh region.

Nagorno Karabaj, enclave secesionista de Azerbaiyán apoyado por Armenia, donde este domingo estallaron violentos combates entre el ejército azerbaiyano y los separatistas, fue escenario de un conflicto sangriento que dejó más de 30.000 muertos a principios de los años 1990.

- Región disputada -

Territorio del Imperio ruso disputado por Armenia y Azerbaiyán en la guerra civil que siguió a la revolución bolchevique de 1917, Nagorno Karabaj, de mayoría armenia, fue integrado en 1921por Stalin a la república socialista soviética de Azerbaiyán con, a partir de 1923, un estatuto de autonomía.

En febrero de 1988, estallaron enfrentamientos interétnicos, en un contexto en que Armenia y Azerbaiyán seguían formando parte de la URSS.

El 10 de diciembre de 1991, Nagorno Karabaj proclamó su independencia de Bakú, con el apoyo de Ereván, con la disolución de la Unión Soviética de fondo.

- El conflicto empeora -

Tras la caída de la URSS, el ejército soviético abandonó la región, dejando las armas. Esto llevó a una escalada del conflicto, marcada por dos grandes ofensivas de las fuerzas armenias en 1992 y 1993.

El 17 de mayo de 1994, un alto el fuego negociado por Moscú entró en vigor. Los armenios controlaban entonces alrededor de una quinta parte del territorio de Azerbaiyán, incluyendo Nagorno Karabaj.

La guerra causó cerca de 30.000 muertos y millones de personas tuvieron que huir de los combates.

- El "Grupo de Minsk" -

En 1994, la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE) creó el "Grupo de Minsk", formado por Estados Unidos, Francia y Rusia, con el objetivo de encontrar una salida al conflicto.

Pese a esta mediación y a varias rondas de negociaciones, no se alcanzó ninguna solución y Bakú y Ereván no consiguieron ponerse de acuerdo sobre el estatuto de este territorio, que la comunidad internacional considera azerbaiyano.

Hasta ahora, no se ha concluido ningún tratado de paz.

En noviembre de 2008, Armenia y Azerbaiyán firmaron una declaración con miras a una "solución pacífica" del conflicto, pero los choques persisten.

El 12 de noviembre de 2014, las fuerzas azerbaiyanas abatieron un helicóptero militar armenio en Nagorno Karabaj, y los tres miembros de su tripulación murieron, según los medios armenios.

Los incidentes no dejan de multiplicarse y los dos bandos se acusan mutuamente de iniciar los ataques.

- Las hostilidades de abril de 2016 -

En diciembre de 2015, el presidente armenio de aquel entonces, Serge Sarkissian, y su homólogo azerbaiyano, Ilham Aliev, se reunieron pero no consiguieron llegar a un compromiso. Los mediadores de la OSCE denunciaron una situación "insoportable" en el terreno.

A principios de abril de 2016, intensos combates enfrentaron las fuerzas azerbaiyanas y armenias, suscitando el temor a una guerra abierta. Estos incidentes, los peores desde 1994 causaron al menos 110 muertos, entre civiles y militares de ambos bandos.

Un alto el fuego negociado por Rusia puso fin a los combates, pero los disparos y los enfrentamientos en la línea del frente siguen siendo frecuentes.

El 12 de julio de 2020, estallaron combates en la frontera norte entre los dos países, lejos de Nagorno Karabaj, poco después de que el presidente azerbaiyano amenazara con abandonar las negociaciones de paz y considerara que Bakú tenía derecho a buscar "una solución militar al conflicto".

Rusia se dijo dispuesta a actuar como mediadora.

A partir del 17 de julio, los enfrentamientos bajaron de intensidad pero se registran incidentes a diario. Según los balances oficiales, 19 personas murieron en julio, 12 militares y un civil azerbaiyanos y seis soldados armenios.