Cuatro años después, un ranchero de la frontera con México vuelve a votar a Trump

En 2016, Jim Chilton, propietario de un enorme rancho en Arizona, estaba encantado con la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. Cuatro...
  • El criador de ganado Jim Chilton camina en su propiedad en la frontera de EEUU con México, el 14 octubre de 2016

En 2016, Jim Chilton, propietario de un enorme rancho en Arizona, estaba encantado con la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. Cuatro años después, sigue muy entusiasmado y no tiene ninguna duda en volver a votarlo.

"Le daría a Donald Trump un puntaje de 20 sobre 20 por su tarea en los últimos cuatro años", dice en una entrevista por video acompañado por su esposa, Sue. "Ocurrieron cosas maravillosas", asegura.

La pareja, cuya finca de 20.000 hectáreas está en la frontera entre Arizona y México, había sido entrevistada por la AFP en 2016. Ahora están nuevamente entusiasmados por la perspectiva de la reelección de Trump.

"Recuerdo cómo soñaba con tener un muro. Bueno, se está construyendo y en diciembre o enero debería llegar a nuestra propiedad", dice Chilton, de 81 años.

Trump conquistó el apoyo de este productor ganadero gracias a su promesa de levantar una barrera física en la frontera sur de Estados Unidos para frenar la inmigración ilegal.

La pareja también elogia al presidente por su gestión de la pandemia de covid 19 -a la que llaman "crisis china"-, y por sus esfuerzos para "secar la marisma" en Washington.

Jim y su esposa, de 78 años, representan el respaldo que aún tiene Trump en el Estados Unidos rural y que lo hizo llegar a la Casa Blanca.

"Hoy estoy en una mejor situación y creo que el país también", dice Chilton, quien el año pasado pudo estrechar la mano con el presidente en una reunión.

- Caracoles y ganado -

Los Chilton también están contentos con que el gobierno de Trump haya anulado algunas restricciones ambientales que los afectaban.

La más importante fue la derogación en 2019 de la ley de propiedad del agua que había sido adoptada en 2015 por el gobierno de Barack Obama. Esa ley limitaba el uso de pesticidas o fertilizantes en zonas húmedas, que van desde grandes ríos a pantanos en propiedades privadas.

"Para hacer lo que fuera en nuestras propias tierras necesitábamos un permiso", dice Chilton. "El gobierno de Trump anuló todas esas exigencias", afirma.

La pareja también elogia a Trump por su desregulación de especies protegidas. Los críticos sostienen que eso es nocivo para algunas plantas o animales, pero según Chilton las medidas habían llegado demasiado lejos.

"Los burócratas son todos citadinos, no agricultores que producen. Anteponen una especie de caracol al buen funcionamiento de un rancho", dice Sue.

Para la pareja, el discurso de los demócratas está demasiado centrado en su deseo de derribar al presidente.

"Debemos debatir en forma cortés, entender los problemas de unos y otros y llegar a un acuerdo", dice Jim. "Si entiendes las preocupaciones del otro, las soluciones aparecen", afirma.

Los Chilton están convencidos de que Trump ganará la elección del 3 de noviembre ante el demócrata Joe Biden. No obstante, remarcan que aceptarán el resultado.

"Si Biden resulta elegido, lo respetaría. No diría cosas malas sobre él", aseguró Jim y descartó que pueda haber violencia tras los comicios.

"No fueron los partidarios de Trump los que saquearon, incendiaron negocios, lanzaron ladrillos, derribaron estatuas o gritaron insultos a la policía", agrega, en alusión a las protestas antirracismo desatadas tras la muerte en mayo de un ciudadano negro al ser asfixiado con la rodilla por un policía blanco que lo había detenido.


Contenido Patrocinado