Exceso de velocidad de barcos amenaza a ballenas francas del Atlántico norte, según estudio

La gran mayoría de los barcos están acelerando en áreas designadas para la protección de las ballenas francas del Atlántico norte, una especie al borde...
  • Una ballena franca del Atlántico norte en las aguas de la bahía de Cape Cod, cerca de Provincetown, Massachusetts, Estados Unidos, 14 de abril de 2019

      La gran mayoría de los barcos están acelerando en áreas designadas para la protección de las ballenas francas del Atlántico norte, una especie al borde de la extinción, según un nuevo estudio publicado el miércoles.

      "Los barcos están acelerando, las ballenas francas del Atlántico norte están muriendo y los responsables no están siendo lo suficientemente responsables", dijo Whitney Webber, gerente de campaña de la ONG Oceana.

      La ONG analizó las velocidades de los barcos y embarcaciones entre 2017 y 2020 en las áreas establecidas por la Agencia de Estados Unidos para la Observación Oceánica y Atmosférica (NOAA), a lo largo de la costa atlántica de la nación norteamericana.

      El incumplimiento de los límites alcanzó casi el 90% en áreas con reducción de velocidad obligatoria, mientras que la falta de cooperación fue cercana al 85% en áreas donde la reducción era opcional.

      Las colisiones con barcos son una de las dos principales causas de lesiones y muerte de las ballenas francas del Atlántico Norte. Las investigaciones han demostrado que reducir la velocidad de los barcos a 10 nudos (18,5 km / h) reduce el riesgo de muerte entre un 80 y un 90%.

      El análisis se basó en datos de velocidad y ubicación recopilados por Global Fishing Watch, una ONG fundada por Oceana en asociación con Google y SkyTruth.

      Dos tercios de los barcos que iban a gran velocidad enarbolaban banderas extranjeras, mientras que los cargueros eran los principales culpables de las negligencias.

      El estudio se centró en embarcaciones de 20 metros o más, ya que deben transmitir su posición de forma continua. Pero los barcos más pequeños también pueden ser fatales para las ballenas.


      Contenido Patrocinado