Atleta bielorrusa aborda en Japón vuelo rumbo a Viena antes de seguir a Polonia

La atleta olímpica bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya partió este miércoles de Japón a bordo de un vuelo con rumbo a Viena, antes de dirigirse a Polonia...
  • La atleta olímpica bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya, saluda antes de abordar un vuelo con destino a Viena en el aeropuerto de Narita, Japón, el 4 de agosto de 2021

      La atleta olímpica bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya partió este miércoles de Japón a bordo de un vuelo con rumbo a Viena, antes de dirigirse a Polonia donde se le ofreció una visa humanitaria.

      La velocista de 24 años tenía previsto tomar un vuelo directo a Varsovia pero cambió de destino a último minuto, dijo a periodistas un funcionario del aeropuerto.

      Abordó el avión en el aeropuerto de Narita, en las afueras de Tokio, a donde llegó desde la embajada de Polonia, en la cual pasó las últimas dos noches tras alegar que su equipo intentó forzarla a volver a su país luego de que criticara a sus entrenadores.

      La joven declinó hablar con la prensa al llegar al aeropuerto.

      Tsimanouskaya dijo temer por su vida si regresa a Bielorrusia, donde se vive una represión contra los disidentes tras las cuestionadas elecciones del año pasado que dejaron el poder en manos del hombre fuerte Alexander Lukashenko.

      Ella fue una de las más de 2.000 figuras del deporte de Bielorrusia que firmaron una carta abierta pidiendo nuevas elecciones y la liberación de los presos políticos.

      Su esposo huyó a Ucrania y la pareja deberá reunirse en Polonia, cuyo gobierno es crítico del régimen de Lukashenko.

      Tsimanouskaya llegó a la embajada de Polonia el lunes tras pasar una noche en un hotel del aeropuerto, luego de que pidió ayuda para evitar lo que denunció como un intento de su equipo de obligarla a regresar a su país.

      El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, dijo este martes que conversó con la "valiente" Tsimanouskaya, quien "actualmente está siendo cuidada y a salvo".

      "Yo le aseguré que ella puede contar con el apoyo y la solidaridad de Polonia. En los próximos días, ella viajará a Varsovia donde podrá prosperar sin obstáculos y, si así lo desea, recibirá más asistencia", publicó Morawiecki en Facebook.

      El comité Olímpico Internacional (COI) anunció que investigará al equipo bielorruso por el incidente, mientras activistas pidieron suspender al comité olímpico del país y que sus atletas compitan como neutrales.

      - Activista muerto -

      La ONG Global Athlete dijo que "el supuesto secuestro de Tsimanouskaya (...) es otro ejemplo del alarmante abuso de atletas que ocurre en Bielorrusia".

      Lukashenko y su hijo Viktor han sido vedados de los eventos olímpicos por intimidar a atletas por sus opiniones políticas.

      Poco antes de los Juegos de Tokio, Lukashenko advirtió a las autoridades deportivas y atletas que esperaba resultados en Japón.

      "Piénsenlo antes de ir. Si regresan sin nada, mejor no regresen", advirtió.

      El supuesto intento de devolver a Tsimanouskaya a Bielorrusia generó condenas internacionales.

      El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, acusó al gobierno de Lukashenko de "otro acto de represión trasnacional".

      Lukashenko, en el poder desde 1994, provocó la ira internacional en mayo al enviar un avión caza a interceptar un vuelo de la aerolínea Ryanair en la ruta de Grecia a Lituania para detener a un disidente que iba a bordo.

      El episodio olímpico ocurre en momentos que la policía de Ucrania reveló que un activista bielorruso desaparecido, cuya ONG ayuda a sus compatriotas a huir de su país, fue encontrado ahorcado en un parque de Kiev.

      La policía ucraniana dijo que abrió una investigación criminal y que no descarta que se trate de un "asesinato disfrazado de suicidio".

      Las Naciones Unidas pidieron a las autoridades ucranianas realizar una "investigación a fondo, imparcial y efectiva" de su muerte.


      Contenido Patrocinado