La ayuda de Catar empieza a repartirse en Gaza bajo supervisión de la ONU

Decenas de miles de familias palestinas de la Franja de Gaza empezaron a recibir este jueves una ayuda financiera de Catar, después que Israel permitiera...
  • Un palestino recibe ayuda financiera de un programa apoyado por Catar el 15 de septiembre de 2021 en un supermercado de Gaza

      Decenas de miles de familias palestinas de la Franja de Gaza empezaron a recibir este jueves una ayuda financiera de Catar, después que Israel permitiera un nuevo mecanismo de distribución supervisado por la ONU.

      Las familias empezaron a hacer fila a primera hora de este jueves ante los 300 centros de distribución repartidos por el enclave palestino, gobernado por el movimiento islamista Hamás y sometido a un bloqueo israelí desde hace casi quince años.

      "95.000 familias" de la Franja recibirán esa ayuda, de 100 dólares, a través de Naciones Unidas, que actúa como intermediario, indicó en un comunicado el emisario de Catar, Mohammed al-Emadi.

      El reparto de la ayuda se prolongará "durante toda eta semana", indicó Tor Wennesland, coordinador de la ONU para Oriente Medio.

      Desde 2018, un responsable de Catar solía llegar a Gaza con maletines llenos de dinero, que después Hamás repartía entre las familias más empobrecidas del enclave, donde viven dos millones de habitantes.

      Pero, tras la guerra que enfrentó a Hamás e Israel del 10 al 21 de mayo, Israel afirmó que se oponía a ese sistema de distribución, acusando al movimiento islamista de desviar el dinero con fines militares, algo que Hamás negó.

      A mediados de agosto, después de varias semanas de negociaciones, Israel anunció que había alcanzado un acuerdo con Catar para que la ayuda fuera repartida a través de la ONU y no de Hamás.

      Doha también se comprometió a suministrar carburante y a destinar 500 millones de dólares (421 millones de euros) a la reconstrucción de Gaza.

      Fayez Nabhan, un taxista de 41 años, padre de cinco hijos, declaró a la AFP que la vida "mejoraba un poco" con esa ayuda, en tanto Naseem al-Haddad, de 47 años, consideró que la suma "mejoraba su situación financiera y sus posibilidades de encontrar un trabajo".


      Contenido Patrocinado