Internacionales

¿Por qué los kurdos temen un acercamiento entre Siria y Turquía?

24 de noviembre de 2022

Amenazados por una ofensiva terrestre de las fuerzas turcas contra sus regiones autónomas, los kurdos de Siria temen además pagar el costo del acercamiento que se perfila entre Ankara y el régimen de Damasco.

Las relaciones entre el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que apoya a los grupos rebeldes opositores en Damasco, y su homólogo sirio, Bachar al Asad, están rotas desde el comienzo de la guerra en Siria.

Pero Erdogan, cuyo ejército lleva a cabo desde el domingo ataques aéreos contra las zonas kurdas en Siria y amenaza con desencadenar una ofensiva terrestre, consideró "posible" el miércoles una reunión con el jefe del estado sirio.

¿Qué relaciones existen entre Siria y Turquía?

Antes del inicio del conflicto en Siria en 2011, Ankara era un socio político y económico privilegiado de Damasco y una relación de amistad unía a los presidentes de ambos países.

Pero al comienzo del levantamiento popular en Siria, Turquía aconsejó a su aliado que emprendiera reformas políticas, antes de llamarlo a "dimitir para impedir el derramamiento de sangre".

En marzo de 2012, Turquía cerró su embajada en Damasco y el presidente Erdogan comenzó a calificar a Bashar al Asad de "asesino" y "terrorista".

Ankara dio la bienvenida a los grupos de la oposición política siria antes de comenzar a apoyar a los rebeldes armados.

Desde 2016, Turquía lanzó tres ofensivas en suelo sirio contra las fuerzas kurdas, que le permitieron controlar una franja fronteriza.

Sólo se enfrentó a las fuerzas del régimen en su última operación, en febrero de 2020, para detener el avance del ejército de Damasco en la provincia de Idlib. Rusia intervino entonces para calmar la situación.

¿Qué vínculos existen entre Damasco y los kurdos sirios?

Desde el inicio del conflicto en Siria, los kurdos evitan todo enfrentamiento con el régimen de Damasco, con la excepción de escaramuzas limitadas, y mantienen sus relaciones con el poder central.

Los combatientes kurdos, que controlan grandes extensiones de territorio en el norte y noreste de Siria y que cuentan con el apoyo de Washington, establecieron un gobierno autónomo en las zonas que controlan.

Damasco rechaza esta administración autónoma, acusando a los kurdos sirios de "separatismo".

Varias sesiones de conversaciones entre las dos partes no tuvieron éxito, pero al menos llegaron a un acuerdo gracias a la mediación rusa, en virtud del cual el ejército de Damasco desplegó fuerzas limitadas en algunas zonas kurdas para frenar el avance turco.

¿Alguna señal de acercamiento sirio-turco?

Ankara cambió su posición con respecto a Damasco en los últimos meses.

En agosto, el jefe de la diplomacia turca pidió una reconciliación entre el régimen sirio y la oposición.

El miércoles, Erdogan consideró "posible" una entrevista con el dirigente sirio, estimando que "no había lugar para el resentimiento en política".

Según varios analistas, Rusia desempeña un papel esencial en el proceso de acercamiento entre los dos países vecinos que tienen un enemigo común: los combatientes kurdos.

El columnista del gobierno turco Abdulkadir Selvi escribió el miércoles en el diario Hurriyet que el encuentro Erdogan-Asad podría tener lugar antes de las elecciones turcas de junio de 2023, y que el presidente ruso Vladimir Putin sería el anfitrión.

Desde el lanzamiento el domingo de las incursiones turcas, que causaron una veintena de muertos en las filas del ejército sirio, Damasco se contenta con una débil protesta. El viceministro de Asuntos, Ayman Sosan, denunció el miércoles "los pretextos invocados por la ocupación turca para justificar su política en Siria".

"La posición de Damasco es más débil que en las ofensivas turcas anteriores", declaró el martes a la AFP el comandante en jefe de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS, de mayoría kurda), Mazlum Abdi, afirmando tener información sobre "contactos entre las dos partes".

¿Qué consecuencias para los kurdos sirios?

Ankara quiere "erradicar la experiencia" de la administración autónoma kurda mediante su ofensiva militar o un "acuerdo" con Damasco, según Abdi.

Para las fuerzas kurdas sirias, "una reconciliación seria entre Ankara y Damasco sería un desastre", estima el analista Aron Lund, miembro del grupo de reflexión Century International. "Les privaría de su principal protección contra Ankara, que es Damasco, apoyado por Rusia, y permitiría a Erdogan y a Asad actuar juntos para resolver sus +problemas kurdos+".

TE PUEDE INTERESAR