La Esquinita del 10 de agosto de 2022

  • ML | El Chombo.

      El Chombo le habla a Arcángel

      Para ponerle punto y final a esa acusación del cantante Arcángel, de que los panameños le robaron el reggae a los jamaiquinos, habló la institución: El Chombo. Rodney Clark aseguró que los cantantes locales de aquella época fueron producidos por jamaiquinos.

      ¿Se pasó al bando revolucionario?

      Una periodista que no está en ningún medio ahora da muestras de su apoyo a un grupo que cierra las calles de manera constante. Usuarios sospechan que le está llevando las relaciones públicas al colectivo.

      Seguirá enseñando de amor propio

       La ex Miss Mehr Eliezer dijo que en su vuelo a Tailandia hablaba con otra modelo sobre el amor propio y cómo no se cuidó cuando tenía 15 años, pues no  aceptaba su peso y color. Ahora, motiva a otras chicas.

      La rusa  le puso cero en idiomas

      Un experto en deportes fue a Tu Mañana a hablar de lo que mejor sabe, pero entre el coloquio, trajo a colación idiomas que no domina en lo absoluto. Una rusa lo escuchó e hizo chiste de esto en las redes.

      Anyuri toma clases de canto para su concierto

      El concierto de Anyuri, de este 13 de agosto en Chill Out, será por todo lo alto y por ello sigue tomando clases de canto; es más, hasta su amiga Mussetta le hace  promoción. Contó que Dubosky, Anubikiss, Barbel y el Original Fat estarán en el show. 

      La voz igual que hace 20 años

      El cantante Aldo Ranks cantó en “la silla caliente” del barbero Nathaniel  y todos quedaron maravillados porque la voz le salió igual que hace 20 años,  cuando estaba en el inicio de su carrera artística. 

      ¿A la Vélez le gustan mayores?

      Tatiana Vélez ya volvió a las redes sociales tras dar a luz a su primera hija y lo hizo con un TikTok en el que asegura, le gustan mayores. ¿Qué, qué? Sí, la gente cree que ahora sí se sacó de la mente a Yemil y  que tiene un nuevo romance.

      Chefs no se quejan por la comida

      Pablo Milanés aseguró que los chefs son poco exigentes cuando van a un restaurante o los invitan a comer. Saben los contratiempos que suceden en una cocina y por ende no se ponen en planes.


      Contenido Patrocinado