Presentan robot para mitigar el déficit de atención temprana de niños y jóvenes con autismo

  • MyBot cuenta también con una versión portátil.
  • Cuenta con una bocina inalámbrica que emite la voz del especialista, quien desde la app MyRoT instalada.
  • Familia de investigadores, Lic. Herminia Peña, el joven investigador Obed González, el Prof. Leonel González

      Un grupo de investigadores panameños presentaron un novedoso proyecto de educación inclusiva que propone impactar positivamente los procesos de aprendizaje de niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA) mediante el uso de la tecnología.  

      Se trata de la iniciativa “Árbol robot como herramienta para el seguimiento y refuerzo de tareas en niños (as) con TEA”, que fue presentada por sus creadores este martes en la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP). 

      Durante el evento se realizó la donación de seis dispositivos al Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE), beneficiando así sus sedes ubicadas Chiriquí, Herrera, Veraguas, Penonomé, Betania y Tocumen, y uno a la Fundación Laboral Jóvenes con Discapacidad (JADIS). Actualmente, el equipo de investigadores conserva un ejemplar para continuar avanzando con el proyecto. 

      “MyRoT” es el nombre que recibe esta herramienta tecnológica la cual constituye el primer robot social con estética de árbol que busca mitigar el déficit de atención temprana de niños y jóvenes con diferentes necesidades educativas especiales, ya que los pacientes o estudiantes podrán ser atendidos desde su hogar por el especialista de la institución a la que asiste.  

      “Este proyecto ha sido ganador de la Convocatoria Pública para Proyectos Educativos en Ciencia y Tecnología 2019 de la SENACYT, obteniendo así un financiamiento de B/. 30,000.00. Con estos fondos, sus investigadores compraron los equipos e insumos necesarios para el desarrollo de 8 árboles robots MyRoT”, señaló la Dra. María Heller, directora de Innovación en el Aprendizaje de la Ciencia y la Tecnología de la SENACYT.

      El profesor Leonel González, técnico con especialización en automatización industrial, investigador principal del proyecto, afirmó que “MyRoT es el primer robot social del mundo con estética de árbol. 

      “Reforzaremos la educación especial a nivel nacional mediante la entrega de 6 árboles robots MyRoT a la mayoría de los IPHE de Panamá. Pondremos a disposición de los especialistas una herramienta tecnológica que capta la atención de los niños y facilita el proceso enseñanza-aprendizaje cuando el especialista realiza las tareas de refuerzo o seguimiento a los niños con el TEA y con necesidades educativas especiales dentro del aula de clases. Generaremos un modelo a seguir para otros países”, manifestó González. 

      Los creadores esperan que el proyecto impacte  positivamente a los más de 15,774 estudiantes que pertenecen al IPHE debido a que la herramienta MyRoT podrá utilizarse en niños con diferentes necesidades según la información de uso que generó la investigación. 

      En este sentido, maestros de educación especial, fonoaudiólogos y terapeutas ocupacionales tendrán a la mano una herramienta tecnológica individualizada para reforzar las tareas y el seguimiento dentro del aula de clases, de los niños con el TEA y con otras necesidades de educación especial. 

      La bióloga botánica y escritora de literatura infantil Herminia Peña, coordinadora de la iniciativa, agregó que “MyRoT es personalizable debido a que el especialista es quien realiza la intervención según la condición y nivel de déficit que tenga el niño, “algo que sería inviable en un robot autónomo, ya que se tendría que programar cada vez que el niño obtenga un avance en sus objetivos o se le asigne una nueva tarea”. 

      A largo plazo, la app MyRoT servirá de base para que en un futuro se implemente una red a nivel nacional estructurada en Big Data, donde el especialista utilizará la información para hacer diagnóstico oportuno, corrección de errores y seguimiento de tareas de los niños con necesidades educativas especiales de manera remota, señala Peña.
       
      Otros co-investigadores del proyecto son los ingenieros en sistemas Marcos González y Humberto Torres, los profesores Víctor López, Alan López, Myriam Chávez, así como el joven de 15 años Obed González, quien colaboró en la mejora de la plataforma web de la app.


      Contenido Patrocinado