Iglesia pide a las autoridades y dirigentes políticos “hablar menos y actuar más”

      Los miembros de conferencia Episcopal Panamá  hicieron un llamado para que se establezca un proyecto país que sobrepase los gobiernos. 

      “Hay que hablar menos y actuar más. La confianza pública debe recomponerse, principalmente donde ha fallado. Las instituciones deben actuar y decidir inequívocamente teniendo como centro la persona y el bien común. Esto involucra a todos: gobierno, partidos políticos, Ongs, Iglesias, empresas, medios de comunicación, ciudadanos en general”, detalla el comunicado emitido luego de la Asamblea Ordinaria Anual del grupo religioso.

      Se solicita gestionar un proyecto país que, de paso al proceso de renovación de Panamá, nos permita ser mejores ciudadanos, mejores personas, en justicia y equidad. 

      “Es necesario romper con la lógica dominante, los análisis sectorizados, para encontrar las soluciones adecuadas e inclusivas. Permitir y estimular la apertura de diferentes visiones, apoyar los aportes de los “otros”, será fundamental para una nueva mentalidad cultural, económica, política y social en miras a construir un Nuevo Panamá. Este sueño viene como resultado del Pacto del Bicentenario “Cerrando Brechas”, detalla la nota. 

      Los sacerdotes, que se reunieron del 10 al 14 de enero de 2022, manifestaron que en los últimos meses se ha percibido un incremento la inseguridad, lo que calificaron como un hecho “preocupante”. 

      “Contrarrestar el narcotráfico y la violencia requiere un esfuerzo de todos. Eliminar sus causas, como es el empobrecimiento de grandes sectores del pueblo panameño, especialmente la juventud, a quienes se les ha robado la esperanza, la oportunidad de educarse, de entretenerse sanamente, de trabajar dignamente, situación que los hace vulnerables y en ocasiones los hacen ceder frente a estos males sociales. Con el establecimiento y la aplicación de una política de seguridad integral, que garantice transparencia y que no exista impunidad; además de un trabajo de Estado interministerial e interinstitucional y con la participación de la sociedad en general, podremos hacer frente al narcotráfico y la violencia”, destacaron. 

      Finalmente celebraron la aprobación de la Ley 567, que establece garantías para la protección de los niños, niñas y adolescentes: “nos permitirá que como sociedad avancemos en la protección y cuidado del don más valioso de nuestra nación que es la niñez y la adolescencia. Reconocemos que en esta ley se establece a la familia como el lugar primordial para su crecimiento y desarrollo, reconociendo el derecho de los padres de familia a ser los primeros custodios de sus hijos”. 

      Llamaron a los católicos a ser donadores  de órganos, de tejidos y sangre como un acto de amor al prójimo y se pronunciaron ante lo ocurrido en el templo parroquial de San Felipe, Santuario de Jesús Nazareno en Portobelo, hecho sobre el cual recomendaron la práctica de la comunión y fraternidad cristiana y reiteraron el compromiso de la juventud con la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se realizará en Lisboa en el 2023. 
      Anunciaron que  monseñor Luciano Russo, Nuncio Apostólico, fue destinado para representar al Santo Padre Francisco, en el hermano país de Uruguay.


      Contenido Patrocinado