Ecuador no deroga estado de excepción y protesta indígena se aviva

El presidente Guillermo Lasso denuncia que el movimiento indígena presiona para sacarlo del poder, como lo hicieron con tres mandatarios entre los años 1997 y 2005
  • Ecuador no deroga estado de excepción y protesta indígena se aviva

      El gobierno de Ecuador se negó ayer  a derogar el estado de excepción en seis provincias del país, como demanda el movimiento indígena para negociar una salida a la crisis que cumple 10 días de protestas que dejan dos muertos, decenas de heridos y detenidos y policías desaparecidos.  

      Las movilizaciones no ceden en Quito. Alrededor de un millar de indígenas que llegaron esta semana a la capital para exigir una reducción de los precios de los precios de los combustibles se dispersaron en grupos para avanzar sobre la ciudad.

       A su paso van levantando barricadas con troncos de árboles. Por donde marchan, los comercios cierran. 

       "No podemos levantar el estado de excepción porque eso es dejar indefensa a la capital, y ya sabemos lo que sucedió en octubre de 2019 y no lo vamos a permitir", advirtió el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, al canal Teleamazonas. Leonidas Iza, presidente de la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), mantiene el pulso y exige la derogación de la medida para sentarse a conversar. Bajo el estado de emergencia, el presidente desplegó las fuerzas armadas y está facultado para imponer toques de queda.  Un ataque a instalaciones policiales en Puyo, dejó un muerto y seis uniformados con heridas graves, según el ministerio del Interior.  

      El control de Quito: Advierten que peligra  la democracia 

      El ministro de Defensa, Luis Lara, alertó   que "la democracia del Ecuador está en serio riesgo".  "Las Fuerzas Armadas no permitirán que se intente romper el orden constitucional o cualquier acción contra la democracia y de las leyes de la República", agregó Lara, rodeado de los jefes del Ejército, Marina y Fuerza Aérea. Otro manifestante falleció el lunes tras caer en una quebrada fuera de Quito donde había manifestaciones, dijo la policía, e indicó que se trató de un accidente. La fiscalía decidió no obstante abrir una investigación por presunto homicidio. Manifestantes contaminaron con aceite quemado una planta de agua de la localidad andina de Ambato (sur).

      r


      Contenido Patrocinado