Liberarse o soportar

  • Ernesto Maytín III

“Es un gran mal el de no saber decir con resolución sí o no”.  -Otto Von Bismarck, estadista y político alemán, 1815- 1898-.

Muchas relaciones afrontan el conflicto con frecuencia, acostumbrándose a convivir bajo esa pugna diaria, llevándolos a decidir de continuar y buscar una solución o separarse. 

Una pareja deja de serlo cuando en el vínculo surge la insatisfacción y la duda, perdiéndose la confianza, el respeto por ellos mismos.

Cuando en una relación se pierde el norte, ya no hay razones para coexistir, deteriorándose el nexo, terminando en ruptura… es que nadie podría vivir en armonía en un ambiente fingido.

Ahora bien, ´se terminó, nos toca ahora aceptar esa realidad, afrontando el duelo dignamente.  De esa manera podremos abrir las puertas a nuestro presente, con luces altas hacia nuestro futuro con resiliencia.

Ya no busquemos entre los escombros, la fe, la confianza, el espeto, es como el cristal, que cuando se rompe, no puede volver a ser el mismo.

No boicoteamos nuestra autoestima culpándonos, lo aconsejable es soltar todas esas emociones, desahogarnos, llorar y continuar, nosotros somos nuestra prioridad, construyamos nuevos momentos y recuerdos.

Valoremos la posibilidad a equivocarnos y restaurarnos, seamos más humanos cada día, y hagamos florecer en nosotros esa sonrisa… seamos felices total ya estamos locos.

 

Ernesto Maytin
[email protected]
* El autor es docente. 


Contenido Patrocinado