Buena ventilación interior en el contexto de COVID-19

  • Jorge Luis Prosperi Ramirez.

      Definir una hoja ruta para mejorar y garantizar una buena ventilación interior en el contexto de COVID-19 es obligatorio para nosotros en este momento que reconocemos la transmisión aéres del Sars-Cov-2 y  necesitamos de la apertura de espacios comerciales para contribuir a la recuperación de la economía.

      En ese contexto, comparto resumen de traducción libre (en cursivas) del resumen Ejecutivo de la publicación de OMS titulada originalmente en inglés “Roadmap to improve and ensure good indoor ventilation in the context of COVID-19”, los invito a la lectura completa del documento y, sobre todo, al seguimiento de las recomendaciones que ofrece.

      Esta hoja de ruta tiene como objetivo definir las preguntas clave que los usuarios deben considerar para evaluar la ventilación interior y los principales pasos necesarios para alcanzar los niveles de ventilación recomendados o simplemente mejorar la calidad del aire interior con el fin de reducir el riesgo de propagación de COVID-19.

      También incluye recomendaciones sobre cómo evaluar y medir los diferentes parámetros, específicamente en entornos sanitarios, no residenciales y residenciales siempre que una persona se encuentre bajo cuidados domiciliarios o en cuarentena domiciliaria.

      De acuerdo con la publicación, “la ventilación es la introducción intencional de aire limpio en un espacio mientras se elimina el aire viciado. La ventilación mueve el aire exterior a un edificio o una habitación y lo distribuye dentro del edificio o la habitación. Si las condiciones exteriores locales lo requieren, p. Ej. alta concentración de materia particulada (PM), puede ser necesario un tratamiento del exterior antes de introducirlo en el edificio.

      El propósito general de la ventilación en los edificios es garantizar que el aire del edificio sea saludable para respirar. En la actualidad, esto se logra principalmente diluyendo los contaminantes que se originan en el edificio con aire limpio y proporcionando una tasa de flujo de aire para cambiar este aire a un ritmo determinado, eliminando así los contaminantes.

       

       

      Jorge Luis Prosperi Ramírez
      [email protected]

      * El autor es médico.
      ** Texto del sitio web: 
      https://elblogdejorgeprosperi.com/


      Contenido Patrocinado