El cuidador de personas de la tercera edad

  • Eduardo Reyes Vargas.

      Son muchas las evidencias  que sustentan  que cada año crecen los pacientes de tercera edad. No solo a nivel mundial sino también en nuestro país. Mejores condiciones de vida y herramientas de prevención y promoción a la salud han contribuido a esta transición demográfica que varía entre naciones.

      La Organización  Mundial del Comercio ha informado que en los próximos años las profesiones que serán más demandadas son las  que prestaran  servicios muy singulares. Una de ellas es la de cuidar pacientes de tercera edad. En Panamá como otros países son los familiares que llevan a cabo esta dura responsabilidad, que se hace más difícil cuando el cuidador trabaja.

      Por ello es importante que a estas personas  se les aporten  frecuentemente pequeños cursos que faciliten su labor. Y con ello mermen las angustias que sufren los cuidadores que muchas enferman física y psicológicamente

      . El Geronte es un paciente que encamado o no, va mostrando un retroceso en su fisiología que se acentúan más cuando tienes enfermedades crónicasCaídas, síndromes demenciales, desnutrición , maltrato psicológico ,económico y físico en ocasiones son el entorno que los rodea.

      Son seres cuyas debilidades  crecen en toda forma y como tal deben recibir servicios muy personalizados y de gran calidad humana. El geronte muchas veces padece un cuadro infeccioso y ni siquiera hace fiebre, y quizás debuta con una desorientación. Estos  pacientes y seres humanos , suelen padecer algunas infecciones más frecuentes que otras ,como las neumonías e infecciones urinarias.

      Sus exámenes de laboratorio muchas veces esconden estas infecciones pues su respuesta inmunológica o de defensa está deprimida. Sus músculos pierden fuerzas, su visión se altera por varias enfermedades oftalmológicas, su equilibrio sufre y en conjunto lo hacen victima de caídas y preocupantes fracturas.

      Problemas dentales  y pérdida del gusto u olfato lo conducen a ingestas limitadas de comidas, muchas veces acompañadas de barreras económicas para adquirir alimentos ocasionando, estados de desnutrición. Su tristeza al perder autonomía y necesitar de otros para movilizarse, comer ,bañarse ,hacer sus compras lo suman en depresiones. Y las depresiones lo hunden más en su diario vivir.

      En forma muy suscitan describimos que nuestros pacientes de tercera edad, son un mundo aparte y como tal ameritan un cuidado integral a su salud. No aspiramos que cada cuidador sea un medico, enfermera, u otro personal de la salud. Aspiramos que herramientas  educativas  y  aprendizajes  significativos,  lleguen al hogar y alivien sus cuidados.

      Sabemos que nuestra CSS tiene programas de visitas a domicilios para estos pacientes, pero hay muchas limitaciones que impiden una gestión de calidad. Enseñemos como manejar termómetros digitales, aparatos de presión digital,  oxímetros, glucómetros ,balanzas de pesas sencillas, etc. y otras ayudas para comunicarnos más científicamente con los cuidadores.

      Importante también que tengan a tiempo insumos y medicamentos para sus familiares. Son causa significativa de gastos de bolsillo. Las instituciones de salud deben facilitar estos aparatos o al menos contribuir con un co- pago. Nuestro mejor aliado es el cuidador y como tal puede ayudarnos a atender mejor a su familiar. Pensé que el INADEH puede ofrecer estos cursos a distancias .

      Que sean muy prácticos Es una sugerencia por si no los dan.  Minsa, CSS y algunas Asociaciones de Profesionales  dedicados a la geriatría  pueden contribuir a ello con sus portes académicos. Trabajemos en grupo y con sentido solidario. Pero que quien sea  emprendedor en esto cursos,, no lo convierta en un mero negociado sin producir personal apto para esto menesteres. Es la salud y  la vida lo que está en juego.

       

      DR. Eduardo A. Reyes Vargas
      [email protected]
       


      Contenido Patrocinado