Negocios obsoletos

  • Néstor Altuve

      Antes de la pandemia ya nos movíamos en un escenario condicionado por muchos cambios con cuatro características: volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad. 

      Lo anterior no es más que el concepto de “Entorno VUCA”, por sus siglas en inglés, y que definitivamente se ha complicado aún más con la crisis del COVID-19.

      Ante esta situación, los negocios deber ser capaces de responder con agilidad y rapidez porque seguramente un gran número de estos quedarán obsoletos y en algunos pocos años no existirán, similar a lo sucedido en el pasado con marcas emblemáticas como Kodak, BlackBerry, Blockbuster y otras tantas.

      Existen fuerzas como la innovación y la disrupción que están cambiando el panorama empresarial, no sólo en sus propias industrias, sino fuera de estas. Las líneas se hicieron difusas y/o desaparecieron, lo que obliga a los negocios tradicionales a entender esta nueva realidad. 

      Hay que llevarlos a otro nivel y evolucionar a un nuevo modelo disruptivo, clave para la subsistencia en el presente y en especial en el futuro. Para esto las claves son asumir el reto, cambiar, moverse y ser disruptivo, apalancándose por supuesto en una trasformación habilitada por la tecnología y la digitalización.

      Estas claves son las han propiciado el nacimiento de modelos de negocio y empresas disruptivas que no existían hace 20 años y que además son líderes a nivel global. 

      La disrupción es una de las claves, crear algo que deja a todo lo demás obsoleto. Evaluar, definir, planificar y ejecutar estrategias para evitar que los negocios desaparezcan. 
      * Consultor en Transformación Digital.

       

      Néstor Altuve 
      @nestoraltuve / [email protected]
       


      Contenido Patrocinado