El retorno a clases presenciales

  • Victor de la Hoz columnista

      El anuncio hecho por las autoridades del Meduca para el retorno a las clases presenciales ha abierto un debate entre los diversos sectores involucrados en el sistema educativo, con voces a favor y en contra. Las clases virtuales resultaron una alternativa implementada y una experiencia, en medio de la pandemia del Covid-19, que se actualizó con la avanzada tecnología a docentes y estudiantes, y a la vez reforzó la integración de los padres de familia involucrados 24/7 en apoyar a sus hijos, con esa responsabilidad de la enseñanza y aprendizaje. Las autoridades vienen asegurando que para el 2022 se espera que el 80% de la población esté vacunada, con lo que se podrá garantizar el retorno a las clases presenciales, y que cada plantel educativo público o privado esté debidamente preparado y acondicionado con el protocolo de bioseguridad. El factor favorable es que un aproximado de 2.5 millones de panameños han sido vacunados, son buenos indicadores, que nos acercan a una futura inmunidad de rebaño.

      La mayoría de los estudiantes jóvenes y niños han experimentado un encierro en sus hogares a consecuencia de esta pandemia, por eso surgen las recomendaciones de expertos sicólogos, que al presentarse y mantenerse un bajo porcentaje de contagios, ya se puede ir pensando en las clases presenciales para una mejor interrelación estudiante-docente que es necesaria para reactivar está convivencia.

      Es imperante que tanto el Minsa como el Meduca puedan garantizarle a los padres de familia que se estén vigilantes para que cada plantel educativo cuente con un equipo de bioseguridad y los insumos necesarios (agua, gel alcoholado, higiene, distanciamiento), logística requerida para la permanencia en los planteles de estudiantes, docentes y administrativos.

      La economía no puede detenerse y la reactivación de la actividad educativa según los economistas producirá un movimiento económico en el país.


      Sin embargo, hay gremios docentes y padres de familia que se resisten a retornar a las aulas y todo dependerá de que la población mantenga esa conciencia ciudadana, cumpliendo con las medidas de Bioseguridad y que se mantenga un bajo porcentaje de contagios.

      Víctor De La Hoz
      [email protected]


      Contenido Patrocinado