Un año escolar para nivelar la educación

  • Víctor De La Hoz

      Las expectativas están centradas en este nuevo periodo académico 2022, que inició este 7 de marzo, pero de una manera distinta a los otros años,  porque se está en medio del Covid-19, que todavía no se ha ido y con la presencia de la subvariante BA.2 que es una variante de ómicron.

      Un promedio de 900 mil estudiantes de colegios oficiales y particulares retornan a clases de forma presencial en el que se estima que el 93 por ciento de los docentes, y un 80 por ciento de los estudiantes han sido vacunados, lo cual es muy positivo.

      Es notorio el entusiasmo de los estudiantes por volver a las aulas de clases, porque las autoridades del MEDUCA han garantizado que cada plantel educativo pondrá en ejecución un plan estratégico para el cumplimiento de las medidas de bioseguridad y el aforo.

      Sin embargo, los padres de familia confían en que los docentes luego de dos años de clases virtuales se presenten a las aulas de clases con mucha energía y entusiasmo y el compromiso de recuperar ese proceso de enseñanza y aprendizaje interrumpido por la pandemia.

      Los gremios docentes por décadas han sido vigilantes de que nuestra educación camine de acuerdo con los avances a nivel mundial en materia educativa y que las infraestructuras sean las adecuadas, con el fin de preparar a los futuros hombres y mujeres del país.

      Pero sostenemos que los gremios docentes deben de ver este año escolar con una visión a futuro y el compromiso con la educación del país y no permitir que este nuevo periodo académico se vea opacado por interrupciones que luego pasan facturas.

      A nuestro juicio debe prevalecer el diálogo entre los principales actores de la educación y encontrar soluciones a los problemas que se presenten en el sistema educativo, sin que se perjudique al estudiante, porque el tiempo perdido es muy difícil recuperarlo.

      Asimismo, la población espera que las autoridades educativas mantengan ese puente de conversación y diálogo permanente con los diversos gremios docentes y establecer una línea de comunicación, dándole respuesta  a sus solicitudes  y los  reclamos. 
      *El autor es periodista.
       

      Víctor De La Hoz
      [email protected]
       


      Contenido Patrocinado