El panameño y la diversión

  • Víctor De La Hoz

      La vida alegre y divertida del panameño la ha retomado luego de dos años y medio de pandemia por el Covid-19, y ha vuelto a la pachanga. El significado de la palabra pachanga es “ diversión ruidosa, generalmente con música y baile, su origen viene de México”. En los primeros meses del 2022 se han visto desfilar por el país un gran número de artistas, y agrupaciones musicales ( orquestas) internacionales con concierto, eventos que han rebasado las expectativas con una buena convocatoria de panameños que llenan los sitios del espectáculos.

      Surgen quejas por el aumento en el precio de la gasolina. Sin embargo en los pasados días de azueto usted pudo percatarce que miles de automovilistas pasaron el Puente de Las Américas, para visitar las playas, otros concurrieron a los hoteles (resort), lo que hace indicar que el panameño es alegre y pachanguero.

      Otro ejemplo son los sitios de discotecas en el sector del barrio de San Francisco, específicamente durante la noche y los fines de semana. Los jóvenes en su mayoría disfrutan en grupo al ritmo del Regué y la música de salsa que no muere, así es mí Panamá guarachero.

      Cómo he dicho tenemos sangre caribeña a pesar que somos centroamericanos, pero no hay que olvidar la alegría y costumbres heredadas por ciudadanos cubanos y otros de países del mar caribe que influyeron en la vida del panameño.

      Ya los motores del arranque del carnaval 2023 se escucharon luego de la Semana Santa, solo fue una muestra la presentación de las reinas de las tunas de Calle Arriba y Calle Abajo de Las Tablas, provincia de Herrera, para recordarle al panameño que está fiesta es la que se toma en serio y no se puede postergar.

      Ésta es una fiesta sin duda como se ha demostrado por años, en que el panameño se la goza olvidando todos los problemas, sin importarle el mañana.

      Que podemos decir de los bautizos y cumpleaños de niños, eventos únicos en su clase en los barrios populares , dónde la diversión sobra en hermandad en que los adultos se toman estás fiestas hasta el amanecer, lo cual es otra muestra de lo pachanguero y divertido que es el panameño.

      Víctor De La HoZ
      [email protected]

      * Periodista. 


      Contenido Patrocinado