¿Qué está pasando en el transporte público?

  • Víctor De La Hoz

      El negocio del transporte metropolitano por muchos años antes del golpe militar de 1968, liderado por el General Omar Torrijos Herrera,  estuvo siempre de la mano de  empresas privadas, pertenecientes a familias adineradas, que con este negocio se distribuyeron las rutas.  

      El costo del pasaje para esa época era entre 10 a 15 centésimos, y los conductores  vestían uniformes según la empresa,  la ruta llegaba hasta los predios del Parque Catedral, y la presidencia de la República,  los autobuses eran identificados con el color verde y otros de color gris de acuerdo a la empresa.

      La población se fue expandiendo hacía el sector Este y Oeste del país, surge la necesidad de que este servicio de transporte sirviera para brindarle a los panameños una oportunidad para llevar el sustento a casa. Viendo a futuro el General Omar Torrijos Herrera, les dijo “ aquí está el machete”, y se crean las organizaciones de transporte para garantizar el  servicio a las áreas más  humildes de la  población.

      La flota del transporte metropolitano durante los años 1970  fue reemplazada por el modelo de los autobuses colegiales utilizados en los Estados Unidos, que tienen una fecha determinada de utilidad. 

      Son comprados y trasladados a Panamá, y así nacen  los temibles “Diablos Rojos”, pero con el transcurrir de  los años estos autobuses son  modificados por sus propietarios, y convertidos en una “ discoteca rodante”, y con un llamativo y artístico diseño único. Eran un peligro en las calles por la alta velocidad, y ocasionaron luto y dolor por las muertes registradas.

      Los autobuses “Diablos Rojos”  fueron reemplazados por el sistema Metrobús, lo demás es historia.  Como alternativa surgen  los buses conocidos como piratas, y siguen funcionando los autobuses “diablos verdes”  que son otro dolor de cabeza para las autoridades.

      El transporte público sigue en crisis. Las  distintas administraciones de gobiernos democráticos, han librado una batalla con la dirigencia transportista en lograr mejorar el servicio,  pero a juicio de analistas políticos los gobiernos son rehenes de esta dirigencia transportista. 

      El metro es la parte moderna  del sistema de transporte público en Panamá. Ahora se planifica  la construcción y extensión de la línea 2  y 3 para el sector Este y Oeste del país que son ciudades dormitorios, y así aliviar la crisis.
      *El autor es periodista. 

       

      Víctor De La Hoz
      [email protected]
       


      Contenido Patrocinado