¿Cuál será el futuro de Colombia?

  • Víctor De La Hoz

      El fantasma de la izquierda se asoma en la hermana República de Colombia, y es representada por el ex Guerrillero y exalcalde de Bogotá Gustavo Petro, quien ha capitalizado el descontento y desgaste de los colectivos tradicionales, con casi 20 años de la línea política del uriberismo (tras bastidores) siendo el último presidente Iván Duque.

      La inconformidad de los colombianos de la clase humilde, y más necesitada por el alto costo de la vida, y sin ver respuesta a sus necesidades básicas, dio como resultado violentas protestas callejeras (2021) con muertes de manifestantes, lucha librada por varias semanas con bloqueos de carreteras, afectando la economía del país, golpeada por la pandemia. Este movimiento fue capitalizado por las organizaciones de izquierda y los movimientos sociales.

      El desgaste de los partidos tradicionales, la corrupción, la falta de confianza y respuesta a los problemas sociales de los 39 millones de Colombianos exigen un cambio. El candidato de la izquierda Gustavo Petro, a enfocado su campaña, en esa dirección obteniendo un 40 por ciento de los votos, y enfrentará en una segunda vuelta al ingeniero Rodolfo Hernández, empresario de derecha que sorprendió a la opinión pública con un 28 por ciento de los votos emitidos el pasado domingo 29 de mayo.

      Hernández se ha presentado como un candidato independiente, es poseedor de un discurso duro contra la corrupción, y el tradicionalismo del clientelismo que por más de 20 años han manejado la administración gubernamental con intereses particulares.

      Rodolfo Hernández, ha endurecido su campaña política contra la izquierda y ha expresado el peligro de un gobierno izquierdista de ganar Petro, que se convertiría en el primer presidente izquierdista en la historia colombiana.

      Petro de 62 años de edad se mantuvo a la cabeza en las encuestas apoyado por los movimientos reivinticativos sociales , sindicatos obreros, y estudiantes, pero ahora a nuestro juicio tendrá que buscar alianza en otros colectivos, y negociar para enfrentarse a Rodolfo Hernández, que cuenta con el respaldo del sector de la derecha, y los empresarios.

      Rodolfo Hernández, de 77 años de edad , exalcalde de Bucaramanga es apodado el Trump colombiano, por sus inversiones millonarias en la industria inmobiliaria. Ambos han prometido soluciones a los más necesitados, pero los colombianos tendrán que decidir el futuro de su país, pero es prioritario un cambio constitucionalista en un país presidencialista.
       

      Víctor De La Hoz 
      [email protected]
       


      Contenido Patrocinado