A perder grasa… ¡El verano ya está aquí!

  • El Dr. Luis Montel

      El verano [hemisferio Norte] ya está aquí, así que hay que perder los kilos que nos sobran, para estar al día —y a tono— con las vacaciones. No importa si tienes unos kilos de más o si quieres mejorar. 

      Siempre se puede dar un empujón final antes de irnos de vacaciones y lucir mejor. Después de un año de trabajo y estrés, hay que dar descanso al organismo, y tiempo a que depure, entre en posición de “reset”, comience a eliminar las toxinas y queme la acumulación de grasa.

      Grasa y toxinas están muy vinculadas. Se puede interpretar el aumento de peso de dos maneras. Una es la teoría del desequilibrio metabólico: comemos muchos carbohidratos y gastamos poca energía, por lo que se acumula. La otra, es la obesidad como mecanismo de defensa: la grasa es una forma de almacenar los tóxicos del día a día, por lo que el organismo lo acumula en grasa, preferentemente abdominal.

      Señales de sobrepeso: Cansancio y baja resistencia al agotamiento, sudoración profusa ante los menores esfuerzos, la ropa del verano pasado nos queda apretada, la circunferencia abdominal ha aumentado, así como los glúteos y muslos; salida de papada y aumento de la redondez de la cara, perdida de agilidad mental y física; depresión, baja autoestima, dormir mucho más que antes y cansancio en las mañanas. Trucos para depurar y aumentar la quema de grasa

      En las mañanas, elige una de estas opciones:
      -Tomar té verde, carnitina e infusión de cola de caballo.  
      -Tomar batido verde y café sin azúcar
      -Comer ensalada verde, huevo cocido y té matcha. 
      -Tomar infusión de perejil y cilantro (una cucharada de ambos) y carnitina
      -Tomar arginina, carnitina y té verde
      -Suplementarnos con Omega 3, vitamina C, ginseng
      -Una yema de huevo y ginseng con una cucharada de miel
      -Carnitina, romero, cardo mariano.

      Lógicamente, para que funcionen estos trucos deberíamos tener una dieta donde el balance de carbohidratos-proteína sea mayor en proteínas, a razón de 40 por 60%. Beber al menos tres litros de agua diarios. Y al menos ejercitarnos por 40 minutos.

      Hay que tomar el modelo que más nos cuadre y consultarlo con nuestro nutricionista o médico, para mayor seguridad. 
      Las personas con afecciones en riñones o hígado, deberían tener especial cuidado.
      * Autor es médico. 

      LUIS MONTEL
      www.DrLuisMontel.com
       


      Contenido Patrocinado