Monumentos y edificios iconos

  • Víctor De La Hoz

      En Panamá aún permanecen sitios y comercios iconos de nuestra historias que se resisten a morir literalmente, y guardan imborrables recuerdos entre la población, por sus sólidas estructuras, que ni el tiempo transcurrido ha podido derrumbar, ni borrar lo que representa nuestra historia.

      En las construcciones anteriores al uso del concreto armado, se utilizaban ladrillos, y yeso que muchos ahora nos preguntamos cómo esa técnica ha logrado que estas obras duren más de cien años.

      Por ejemplo las ruinas del Arco Chato en el Casco Antiguo, el Monasterio en calle 6ta San Felipe, estructuras emblemáticas en las cuales se observa la solidez del material utilizado durante la época colonial.

      Una construcción que trae recuerdos es el edificio donde está el Museo del Canal, donde funcionó por muchos años los Correo Nacional, es un monumento testigo de las acciones patrióticas por la independencia de Panamá de Colombia en 1903.

      Encontramos otras construcciones como el Edificio La Pollera, construido en 1928, que fue el primero en contar con un elevador eléctrico, ya que en ese tiempo era el edificio más alto, con un estilo “Art Deco ”, fue diseñado por el arquitecto ecuatoriano Leonardo Villanueva.

      Este monumento arquitectónico se puede observar cerca a la bajada de Salsipuedes, y es un punto de referencia para los transeúntes. Importantes personalidades de aquellos tiempos solían reunirse allí. Era también de apartamentos, y el nombre

      La Pollera, fue puesto por nuestro traje típico panameño.

      La historia nos retrotrae al edifico donde aún funciona la Panadería La Venezolana, en calle 14 Oeste, también es un icono, este local comercial de propiedad de la familia Medina, Don Jorge Medina Padre, con sus deliciosos pan micha y dulces. Era una panadería que se convirtió en un alto obligado, para comprar sus productos ya sea en horas de la mañana, tarde y noche, con largas colas. La estructura del edifico se conserva con el mismo color de pintura desde hace muchísimos años.
      La imponente obra arquitectónica del antiguo edificio donde todavía funciona el Café Coca Cola, que data del año 1879, se mantiene como retando al tiempo, testigo de sucesos históricos, es otro icono de obras emblemáticas.

      Es muy bello retroceder en el tiempo y recordar estos sitios que aún se encuentran firme, manteniendo viva parte de nuestra historia.

      Víctor De La Hoz
      [email protected]

      * Periodista. 


      Contenido Patrocinado