Regreso a clases, en forma irregular

  • Alfredo A. Arango, Psicólogo, Docente y Escritor

      Se ha decidido, que los estudiantes regresen a clases, en medio de la las circunstancias, de salud, políticas y de tutoría, en modalidad apresurada, e irregular calendario escolar. Esta situación, casi implica que los padres y madres  de familia, actúen como tutores, pues en el segundo trimestre, más de 90,000 docentes, estuvieron en huelga del 10 de Octubre al 30 de noviembre. 

      Tras un mes de huelgas, sus propuestas consideran 360 de  temas pendientes. (Fuente: Noticiero de TV).Ahora toca analizar mejor los contenidos que urge memorizar; en medio de las clases perdidas, aprovechar el 2do y 3er trimestre. Los docentes necesitan adecuar espacios y estudios con proyectos; y en función de las clases perdidas, por la pandemia; la cual afectó sujetos, de todas las edades, y roles: padres, madres e hijos; además de las huelgas “cierra calles”.La Asociación de

      Educadores Veragüenses en las dos últimas semanas están logrando recuperarse. 

      Existe un compromiso de Movilización en todo el país. Miles de citas afectadas por los tranques y cierres de vías.Hay escuelas, en el interior del país con todas las necesidades, habidas y por haber. 

      Desde las estructuras escolares, deterioradas, con estructuras maltrechas, hasta escuelas, que carecen de docentes, porque no han salido los nombramientos. Aulas de clase, con fallas en su estructura; o bien, con techos y paredes, más no cuentan con servicios para hacer sus necesidades, o falta de insumos: Tiza, tableros, techos, libros de texto. 

      Me da pena hasta mencionarlos, pero se tendrá que hacer un sacrificio y una inversión mayúscula, para lograr “echar a andar”, muchas aulas de clases. Miles de sitios escolares, afectados por los tranque y cierres de vías.  Me atrevería a decir, que aún faltan elementos, para volver a la normalidad. Ese presentimiento de “Ojalá las vías no estén cerradas”, apenas si está desapareciendo, aunque haya problemas, para desplazarse en ciertas áreas, todavía. 

      Solo nos queda insistir en el “cambio”, en la importancia vital de la educación, sea donde sea: en todos los niveles. Desde las estructuras materiales, hasta las humanas y profesionales.

      Alfredo A. Arango  
      [email protected]

      * El autor es psicólogo, docente y escritor.


      Contenido Patrocinado