Una zona importante y bulliciosa

  • Víctor De La Hoz

      El entorno de la emblemática Plaza 5 de Mayo y la Avenida Central, sigue con esa misma efervescencia y bullicio, como épocas atrás, pero en medio de un ambiente distinto, que a pesar de esto todavía mantiene esa dinámica, como cuenta la historia que fue una zona de movimiento, porque allí en los años 50 y 60 existían establecimientos; como restaurantes, almacenes, mueblerías, joyerías, cabaret, y bares, solo para recordar algunos como el “Happyland”, el Restaurante Angelini y el Pepsi Cola.

      Ahora en esta zona se observan kioscos de buhoneros, vendedores de chichas, y carritos de Hot Dog, venta y reparación de celulares, es un contraste. Convertida en trasbordo día y noche, muy pocos restaurantes, pero algunos locales sus dueños logran sobrevivir ante la crisis económica, porque el panameño ha cambiado sus hábitos de consumo.

      El tiempo sigue y no se detiene solo quedan recuerdos de aquella época como fue este sector, un punto de encuentro de bohemios, artistas e intelectuales que se reunían para conversar en un ambiente tranquilo en horas de en la noche, tomarse un trago o un buen café.

      Durante el tiempo que estuvieron las bases militares de los Estados Unidos en Panamá, se veían militares en civil en sus días libres buscando diversión, en las calles K y J donde estaban ubicadas cantinas, como el recordado bar (Ancon Inn) sitio muy concurrido por estos soldados, aún su estructura está intacta como un testigo mudo, con “, Grafitis”, ubicado en la Avenida de los Mártires.

      Personalidades políticas como expresidentes de Centroamérica y Suramérica venía a Panamá a comprar ropa, artefactos electrodomésticos, y enceres para el hogar, muchas de estas figuras llegaban al país a vacacionar, nos contó el empresario Samed Bhana, dueño del desaparecido Bazar Bhana, que cerró sus puertas estuvo en La Plaza 5 de Mayo desde 1959, tiempos inolvidables.

      Por allí pasaron el Shad de Irán, el desaparecido guerrillero sandinista Edén Pastora (comandante cero), el expresidente salvadoreño José Ríos Mon, el expresidente Juan Domingo Perón y su esposa Evita.

      Las grandes concentraciones populares convocadas por el General Omar Torrijos, que abarrotaban La Plaza 5 de Mayo, la visita del Papa Juan Pablo Vl, y otros eventos políticos, son historia. El monumento fue construido en 1916 en honor a los bomberos caídos en la tragedia del Polvorín.

      *Periodista.

      Víctor De La Hoz

      [email protected]


      Contenido Patrocinado