“La República de los pendejos”

  • ML | Emilio Sinclair

      Cuando el general Omar Torrijos comentó que con la reversión de la Zona del Canal la situación financiera del país cambiaría, advirtió: “¡Bien pendejos son si se dejan quitar lo conquistado!”.

      Al morir el general, el 31 de julio de 1981, el país, al parecer, cambió su estatus a ‘República de Pendejos’. Tenemos canal, pero no recogemos la basura como hacían los gringos y las casas abandonadas demuestran incapacidad en la administración de esas áreas revertidas.

        Se invirtieron 35 millones de balboas para construir la potabilizadora de Chilibre, se inauguró el 10 de octubre de 1974 y, 48 años después, pueblos aledaños no tienen agua. Existen pomposos Centros de Educación Básica General con techos que se caen y proliferan “escuelas ranchos”. Escasean medicinas para garantizar la salud aunque el general Torrijos decía: “cada pueblo tiene su propia aspirina”. Construir el Puente de las Américas, costó 20 millones de balboas.

      Se inauguró el 12 de octubre de 1962 y actualmente es una vereda cuya constante reparación supera su valor original. El 16 de marzo de 1976 inauguraron, la hidroeléctrica Ascanio Villalaz cuya construcción costó 104.2 millones de balboas. Se aseguró tendríamos electricidad barata y, entusiasmado, el general Torrijos se lanzó al río Bayano seguido por su escolta, en aquella ocasión, el mayor Ricardo Garibaldo.

      El pregón “¡Bayano ruge!”, augurando energía eléctrica barata se opacó. Fracasaron asentamientos campesino y la empresa nacional de maquinarias. Fanfarroneamos con la eficiente administración del canal pero no muy lejos barracas miserables, indigentes pestilentes pavoneándose por la ciudad. Además hay más de 200 mil analfabetas y muchos que alegan leer ¡ no entienden nada!. Si no apuntalamos el país con hechos edificantes, nos convertiremos en la República de los Pendejos. * El autor es periodista.

       

      Emilio Sinclair

      emisinclair @hotmail.com


      Contenido Patrocinado