Fracaso anticipado de la Constituyente

      Cuando el país tuvo la oportunidad de reformar la Constitución, vía la concertación nacional y un referendo, diversas fuerzas políticas y sociales rechazaron el método y echaron al traste lo que era una oportunidad. Ahora, el debilitado debate es si es mejor convocar a una constituyente originaria o una paralela.

      La recolección de firmas, convocada por tres partidos políticos, varias organizaciones civiles y figuras públicas ha sido un fracaso. El país, en este momento, no la entiende y está pensando en economía, trabajo y  su bienestar familiar. 

      JAMES APARICIO
      [email protected]
      Twitter:@jamesapariciopa
      Instagram:jamesapariciopadre
       


      Contenido Patrocinado