Grandes compañías ven necesario explorar el metaverso como nuevo canal de interacción con los consumidores

  • Una mujer con gafas de realidad virtual en el Mobile World Congress 2022.

      Grandes compañías han señalado la necesidad de explorar el metaverso y aprovechar las posibilidades que ofrece porque, como evolución del Internet actual, acabará convirtiéndose en un nuevo canal de interacción con los consumidores del que las empresas no pueden quedar al margen.

      Según Aedas Homes, Banco Santander, BBVA, Enagás, Esade, Meliá Hotels International, Telefónica, el metaverso representa una oportunidad para muchos sectores, aunque para algunos resultará más importante que para otros. Así lo han manifestado estas empresas en el último episodio del 'podcast' de Generación de Oportunidades, elaborado por Europa Press en colaboración con la consultora McKinsey & Company.

      Carlos Sánchez Altable, socio de McKinsey y experto en tecnologías en el sector consumo, considera que el beneficio de utilizar el metaverso está claro para este sector en general y, en particular, para el ámbito del lujo, la moda o la cosmética.

      De hecho, según el Informe sobre el Estado de la Tecnología en la Moda 2022, las empresas de moda que se enfoquen en la innovación y la comercialización en el metaverso podrían generar más de un 5% de los ingresos a partir de actividades virtuales en los próximos dos a cinco años.

       

      Experiencias inmersivas

      El manager del área de Estrategia y Activos Digitales en BBVA, Iván Moreno, ha indicado que las áreas de 'marketing' y ventas de distintas corporaciones "pueden vender sus productos de manera diferente aprovechando los componentes de experiencia que aporta el metaverso".

      Las marcas pueden ofrecer a los consumidores "experiencias inmersivas, interactivas y divertidas" que conecten el mundo físico y el digital, y las empresas que dispongan de activos digitales tendrán una nueva forma de monetizarlos mediante los 'tokens' no fungibles (NFT), según ha afirmado la directora del Centro de Excelencia de Crypto y Blockchain de Banco Santander, Coti de Monteverde.

      Según Sánchez Altable, "explorar el metaverso puede suponer para las compañías usar un nuevo canal para fortalecer la relación que tienen con sus clientes y encontrar nuevos clientes que en un entorno más físico no se relacionarían con la marca".

      De acuerdo con los participantes en el 'podcast', este entorno basado en las tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada va cambiar la forma en la que las personas se comunican, socializan, trabajan, se divierten y consumen contenidos, productos y servicios.

      Desde su punto de vista, el metaverso ofrece múltiples utilidades en áreas como la muestra de pisos, la visualización médica, la educación y la formación, los eventos y espectáculos, el arte digital, el diseño de ingeniería, el teletrabajo, el mantenimiento de activos en remoto en el sector industrial o la asesoría bancaria y financiera.

      A la hora de buscar vivienda, se verán por la calle carteles de "se vende" que "flotan casi por arte de magia en los balcones", con la información filtrada según los requisitos del posible comprador, que podrá realizar una visita virtual al inmueble junto a "un asesor comercial al que verá perfectamente integrado en la escena" aunque tampoco se encuentre allí físicamente, según ha ejemplificado el CEO de Live Virtual Tours en Aedas Homes, José Luis Leirós.

       

      Producirá una transformación como lo hizo Internet

      Ante estas potencialidades, el papel que va a tener el metaverso en el futuro no puede ser ignorado por las empresas, según la gerente de Estrategia y Agenda Digital en Enagás, María González: "No se nos ocurriría preguntar hoy en día que supone Internet para las empresas, y dentro de unos años creo que tampoco dudaremos de qué puede aportar el metaverso".

      "Si Internet fue en su día una tecnología que produjo un cambio radical donde todas las empresas tuvieron que transformarse para terminar conectando con sus usuarios, ahora el metaverso es la siguiente forma de interacción que tendrán los usuarios con Internet", ha afirmado, por su parte, Yaiza Rubio Viñuela, chief Metaverse officer en Telefónica.

      Sin embargo, ha advertido de que "para el Metaverso en mayúscula todavía queda mucho". "Se necesitará cierta interoperabilidad entre los mundos" --los mundos virtuales, los mundos espejo y los de realidad aumentada-- y "todavía estamos bastante lejos", ha precisado en el 'podcast'.

       

      Posicionarse para no perder oportunidades

      A pesar de ello, el profesor Esteve Almirall, del Departamento de Operaciones, Innovación y Data Science de Esade, sostiene que las empresas deben estar preparadas para el metaverso, sobre todo aquellas a las que les puede afectar de forma significativa.

      "Hay que estar ahí lo antes posible porque, si no, vas a perder oportunidades, visibilidad y 'branding'", ha asegurado Almirall, que ha subrayado la necesidad de innovar y aprovechar el metaverso para "hacer cosas diferentes".

      Esta visión la comparte Leirós (Aedas), que cree que todas las empresas deberían reflexionar sobre el impacto que tendrá el metaverso en sus negocios. "A corto plazo existen oportunidades para aprender y posicionarse. A largo plazo existen amenazas de ser adelantado por la competencia o incluso de que tu modelo de negocio se quede obsoleto", ha avisado. A su juicio, "las empresas más innovadoras deberían haber pasado ya de la teoría a la práctica".

      Para Emilio Capela, socio de McKinsey y experto en el metaverso, lo primero que deben hacer las empresas es entender qué papel quieren desempeñar en este mundo virtual y definir qué capacidades necesitan generar. "Hay tiempo para prepararse, pero hay que adquirir muchas capacidades que, a día de hoy, ninguna empresa tiene", ha comentado.

       

      Mentalidad de prueba

      En el mismo sentido, el director de Redes Sociales de Meliá, Santiago García Solimei, recomienda a las empresas identificar cuáles son sus objetivos, analizar a sus competidores, estudiar las tendencias y "hacer toda una revisión holística de lo que es el metaverso". A partir de ahí, deben "entender cómo esta nueva tecnología se ajusta a su actividad principal" y "utilizarla como una oportunidad de mejora", ha añadido.

      De Monteverde (Banco Santander) apuesta por explorar las oportunidades del metaverso, experimentar y aprender, fijando objetivos concretos y viendo también qué se puede aportar; una "mentalidad de prueba" en la que Moreno (BBVA) también ha hecho hincapié, pues se trata de "un canal nuevo".


      Contenido Patrocinado